Energía 2.0

-A +A

Consejos para ahorrar en calefacción este invierno

Ya se empiezan a sentir las bajas temperaturas en gran parte de Chile, es por eso, que nuestro amigo Gastón del Ministerio de Energía, nos trae algunos consejos para poder mejorar la calidad de la calefacción en nuestro hogar y además poder ahorrar energía y dinero este invierno.

Medidas previas

• Primero revisar si hay filtraciones de aire en puertas, ventanas, muros o techumbres. Esta detección se puede hacer de modo casero, prendiendo una vela o incienso cerca de los lugares a revisar y en caso de existir movimientos del flujo de la llama (vela) o del humo emanado del incienso, se presupone que existe ingreso de aire exterior al hogar.

• En caso que la vivienda sea de una construcción de baja aislación térmica, lo recomendable es invertir en base a las posibilidades económicas, en Reacondicionamiento Térmico (RT), ya que este permite generar ahorros en calefacción de hasta un 60%. Si bien realizar este gasto puede parecer costoso, es una inversión que se recuperará totalmente con los ahorros.

La Temperatura adecuada

• Bueno, dependerá del gusto de cada familia , pero si me permite informar un detalle no menor, la temperatura ideal de la calefacción es de 19 a 21ºC? . Cuando aumenta 1ºC más, ¡eleva un 7% el gasto de energía!

• Y recuerda que en la noche no es necesario que la temperatura sea tan alta.

Reacondicionamiento Térmico básico

Consiste en el Sellado de Puertas y Ventanas, En estos casos la inversión es muy baja, y genera mejoras considerables en el confort y ahorro energético, en especial en viviendas más antiguas, mediante:

• Detener las filtraciones existentes en ventanas incorporando cintas aislantes

• Sellos o burletes para puertas

• Usar sellantes para muros o techumbres agujeradas, ¿Y los sellos para puertas y ventanas son muy caros?

• Se pueden encontrar en el mercado desde $3.000 y generar ahorros de un 20%, incluso 30% en algunos casos.

• Pueden comenzar cambiando las puertas de acceso o ventanas más grandes del hogar

Reacondicionamiento Térmico profundo

Consiste en aislar térmicamente la vivienda, lo que implica realizar trabajos al interior. Este tipo de intervenciones son especialmente recomendables para viviendas construidas antes del año 2000. Por ejemplo:

- La aislación térmica de techos, que puede costar entre $200.000 y $500.000, puede generar ahorros de hasta un 50%, y es especialmente recomendable para viviendas de 1 o 2 pisos (es decir, se puede ahorrar entre 50.000 y 100.000 al año, pagándose la inversión en pocos años y aumentando considerablemente el confort).

- La aislación térmica de muros, ya sea interior o exterior también genera ahorros importantes de hasta un 40%, y aunque sus costos son más elevados, es una inversión que se recupera de todas maneras. (costos van desde los $500.000). - Finalmente, la incorporación de ventanas termopanel (vidrio doble) , especialmente en departamentos (por ejemplo, hay que considerar que aproximadamente 1/4 de las viviendas de Stgo. son departamentos), genera ahorros de hasta un 60%, es decir, entre $60.000 y $120.000 por año, además de sus beneficios en términos de aislación de ruido.

Manteniendo el calor en casa

- No olvidar ventilar como mínimo de 10 a 15 minutos al día, esto genera menor concentración de humedad, aumentando la conservación de calor. Además, hay que tener presente que la quema de combustible al interior del hogar daña la calidad del aire.

- Revise cada año su sistema de calefacción (filtros, caldera, etc.) Haga el mantenimiento recomendado por el fabricante, además de seguridad, podrá disfrutar del confort de su estufa con tranquilad.

- En el caso de las filtraciones que debemos dejar abiertas por seguridad (salidas de humos y rejillas de ventilación) lo mejor es dejar cerradas las puertas de esas habitaciones cuando no las estemos usando. - Viste ropa adecuada a la estación invernal, evita ir en casa en mangas de camisa y con la calefacción al máximo. Es mejor ir abrigado y tener la calefacción a temperaturas cercanas a los 18º o 20º C. Esto es especialmente válido para las regiones del sur del país, donde el uso de calefacción es más intensivo.

• Si la casa tiene ventanas que reciben sol —especialmente si están orientadas al norte— mantenga las persianas y las cortinas abiertas durante el día, y ciérrelas por la noche para reforzar el aislamiento.

- Usar cortinas de textiles gruesos o persianas también ayuda a evitar la pérdida de calor del hogar.

• En todas las zonas de la casa no es necesaria la misma temperatura, focalice el calefactor en la zona que se estará mayor tiempo.

• Programe el termostato de su calefacción según las horas del día, bajando la temperatura por la noche. En la cama es más natural abrigarse con mantas.