Recursos e Información Técnica

BLOCKCHAIN, OTRO NICHO PARA LA ELECTROMOVILIDAD

El desarrollo de la electromovilidad en el mundo, como en Chile, presentará desafíos y creará oportunidades en las ciudades y estilos de vida. Concebir la electromovilidad como una revolución de la industria del transporte deberá estar interrelacionada con la revolución digital para diseñar soluciones integradas, como lo es el caso del blockchain.

Una de las tecnologías con mayor interés desde la industria es el blockchain. Las soluciones blockchain esperan contribuir en un futuro en el que los vehículos se vuelvan recolectores de información, por ejemplo, información sobre la interacción del vehículo y la red eléctrica a través de un cargador, información del estado del vehículo, información sobre el estado de la calzada o información sobre el tránsito y otros vehículos cercanos. Esta tecnología ofrece resolver el problema de la seguridad y confiabilidad de la información ya que propone el almacenamiento de información en una base de datos en línea, descentralizada e incorruptible.

Muchas organizaciones públicas, empresas privadas y gobiernos han demostrado su interés por las posibles aplicaciones de blockchain para resolver diferentes problemas en variadas industrias. Por ejemplo, el seminario BIT 2018, realizado en Santiago de Chile el 10 de abril de 2018, se enfocó en analizar soluciones para el sector financiero, para el retail y logística, para el sector de gobierno y “real state”, y para el sector de energía. (reporte final bit2018).

Las transacciones en blockchain, en general, usan mini programas informáticos que son llamados “contratos inteligentes”. Estos contratos se pueden “programar” con el grado de complejidad que se requiera determinar variables y funciones lógicas tal como un contrato de papel.

Los usuarios interactúan enviándose transacciones, las que ejecutan las funciones programadas en los mini programas “contratos inteligentes”.

El blockchain, fue desarrollado como idea en la “deepweb” con el fin de crear una moneda disociada de cualquier estado y que diera garantías de seguridad a sus usuarios. El blockchain ocupa 3 partes fundamentales, la tecnología de encriptación, el internet y los servidores distribuidos. La tecnología de encriptación permite crear mecanismos de seguridad, mientras que el internet permite la transferencia de información entre todos los nodos de un servidor distribuido. El sistema exige que cada nodo del servidor mantenga una copia completa de la base de datos o cadena de bloques y por lo tanto es posible mantener un control de la información comparando constantemente la información de cada uno de los nodos. Si se registra una inconsistencia en los bloques ya escritos en un nodo, el sistema levanta una alerta y corrige el error. Para poder corromper el sistema un actor tendría que modificar maliciosamente más de la mitad de los nodos del servidor distribuidos, lo que es virtualmente imposible, ya que la tecnología de encriptación pone una barrera de tiempo a dicha modificación maliciosa, de forma que el sistema es capaz de actuar antes de validar esta modificación de información. Este mecanismo propone al blockchain como una tecnología.

¿Qué es el Blockchain?

Blockchain es la tecnología que está por detrás de las criptomonedas, como lo son los Bitcoins o el Ether. Corresponde a una base de datos distribuida entre múltiples servidores que va registrando bloques de información, y la mezcla de tal forma que la recuperación y verificación de los datos es fiable. Estos bloques son almacenados en todos los nodos de la red y se mantienen sincronizados todo el tiempo. Cada bloque contiene información referente a diversas transacciones o actos realizados en un periodo de tiempo. Por ejemplo, los nodos de una red podrían ser los cargadores eléctricos y las transacciones las micro cargas realizadas por los usuarios de los autos.

En concreto existen plataformas de blokchain que permiten ejecutar contratos. Una de las primeras fue bitcoin, donde un usuario puede ejecutar un contrato de transferencia de valor en la moneda “bitcoin”. Este contrato de bitcoin es rígido y solo permite funciones de transferencia de bitcoins entre personas, sin embargo, fue suficiente para generar todo un mercado de esta moneda. Por otro lado, existe también la plataforma Ethereum, que generó una nueva forma de trabajar sobre blockchain, dado que pone a disposición una herramienta para escribir contratos inteligentes, entregando a los usuarios la posibilidad de programar las funciones lógicas que quieran. La plataforma Ethereum se ejecuta además con su criptomoneda el Ether, que es el combustible de esta máquina virtual y la moneda en la que se cobra las operaciones. Además de estos dos ejemplos destacados existen otras plataformas de blockchain, algunas abiertas para el publico y otras privadas enfocadas en soluciones particulares para organizaciones. En la actualidad cualquier persona o comunidad puede crear un contrato inteligente y guardar las transacciones a través de blockchain (cadena de bloques) realizando los respectivos desarrollos informáticos. Y así lo han hecho distintas empresas en Chile. Por ejemplo, Phineal es una empresa chilena que realizan trazabilidad de la energía solar generada a partir de los paneles solares a través del sistema Sello Sol, que genera certificaciones de generación eléctrica en blockchain.

Figura 1 Sello SOL en productos generados con energía solar (Fuente: www.sellosol.cl)

Una aplicación relacionada directamente con la electromovilidad nace en Alemania, a manos una subsidiaria de la empresa RWE llamada Innogy SE, la que ha instalado cientos de cargadores para autos eléctricos, todos conectados a una red blockchain para implementar el sistema de pago robotizado. La idea de este sistema, pionero en el mundo, permite integrar a dueños de cargadores domiciliarios o de propiedad conjunta bajo una plataforma, donde todos pueden tener esquemas de pagos diferenciados y regulados por confiabilidad de blockchain. Otro desarrollo, nacional, es el de Phineal que ofrece sistemas de gestión de la información para facilitar interacciones de los dueños de vehículos eléctricos, esta es PVBAT. Este servicio permite a los usuarios transformarse en “prosumidores” de energía, es decir consumidores y proveedores energía a la vez, gracias al registro de estas interacciones en blockchain. Las interacciones posibles relacionan generación fotovoltaica, almacenamiento en batería estacionarias, cargadores y baterías de autos eléctricos. El blockchain se encargará de la gestión administrativa de cobrar la energía suministrada a los consumidores de la energía por medio de una plataforma de información y pagar a los productores, en forma transparente, automática y segura a través de Internet.

Las iniciativas desarrolladas en blockchain requieren de creadores de información, estos son interfases del sistema informático con el mundo físico.

Por ejemplo en aplicaciones comerciales estos creadores de información son las personas a través de sus identidades virtuales (usan claves personales), pero para el caso de la electromovilidad son los cargadores y vehículos conectados a internet los que registran las transacciones de energía, las que son almacenadas en la base de datos, acompañadas con una marca de identificación, que puede ser marca temporal, de posición u otras. Con la marca temporal y el hash o código de identificación del bloque en la red blockchain se puede validar que dicha transacción ocurrió en realidad. En la Figura 2 se muestran los puntos (en celeste) donde un sistema integrado por vehículos eléctricos, la red eléctrica y los “prosumidores domésticos” puede ser monitoreado por creadores de información, en este caso los medidores phiNergy para finalmente asociar un pago neto de energía a los prosumidores. phiNergy es un medidor de energía desarrollado por la empresa “Phineal” en Chile para ofrecer este servicio.

La misma seguridad de información permite además asociar estas transacciones a identidades virtuales y de esta forma realizar cobros a los consumidores y pagar a los productores de la energía, descontando costos de transmisión de forma automática. Este sistema automatiza una operación compleja reduciendo los costos gestión

Figura 2: Esquema de un sistema de vehículo eléctrico, red eléctrica, prosumidor doméstico y creadores de información (phiNergy)

Ministerio de Energía

Alameda 1449, Piso 13 y 14, Edificio

Santiago Downtown II, Santiago de Chile

+56 2 2 365 6800

Con la colaboración de

Organismos Relacionados