-A +A

Adultos mayores fabrican hornos solares para emprender

F08 de Noviembre de 2016

Las personas de la tercera edad, principalmente mujeres, buscan hoy distintas alternativas para ocupar su tiempo libre con el fin de sentirse útiles y productivas en esta importante etapa de sus vidas. Es así como el Club de Adulto Mayor El Despertar, de la localidad de Las Barracas es un ejemplo de ello, tras finalizar una capacitación que les permitió fabricar hornos solares y deshidratadores de hierbas y frutas.

Gracias a una iniciativa financiada por el Fondo de Acceso a la Energía (FAE) del Ministerio de Energía, por un monto cercano a los 16 millones de pesos, 15 beneficiarios se capacitaron en la elaboración de estos utensilios que hoy les brindan nuevas oportunidades para mejorar la calidad de vida, ya sea preparando alimentos con un menor uso del gas, o bien elaborando productos saludables que generan emprendimiento.

Una de las integrantes del club, Wilma Saavedra, consideró relevante lo aprendido porque desde ahora podrán ocupar la energía solar para preparar mermeladas o deshidratados, aprovechando las frutas que caen de los árboles. “En el refrigerador las cosas se echan a perder, en cambio acá no. Con el método de deshidratar podemos mantener los productos más tiempo, y también esto es un aporte para la vida saludable”, dijo.

Silvia Lorca, relacionadora del club, agradeció la capacitación ya que ha permitido generar momentos de esparcimiento. “Compartimos y aprendemos más cosas sin estar tanto tiempo encerrados. Hay quienes venden y comercializan de manera artesanal, entonces sería importante aprender a mejorar la preparación y presentación de estos productos, porque cada persona tiene su técnica. Les queremos dar un agregado nuevo, asociarnos en la producción y exponer en ferias”.

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, subrayó que “el programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet busca que la energía se convierta en un motor de desarrollo para las personas, a través de un Fondo que permite dar cobertura a sectores rurales, mediante soluciones innovadoras, y que al mismo tiempo, genere una oportunidad para nuevos emprendimientos, a través de la elaboración de productos, o del conocimiento entregado por la capacitación, para que otras personas aprendan a fabricar hornos y deshidratadores”.

Según Rosa Farías, representante de la Corporación Cultural Héctor Barreto – entidad que realizó la capacitación – esta experiencia “es un redescubrimiento y una revalorización del rol de la mujer, en que ellas mismas se han empoderado de que son importantes, más aún en el tema energético”. Para Hernán Ruitort, gerente de control de gestión del consorcio entre la Corporación Héctor Barreto, Hornos Solares Chile y Aptatic Ingeniería, los participantes demostraron estímulo y una gran inyección de energía. “Es relevante el que se consideren a adultos mayores en proyectos de estas características”, sentenció.