-A +A

Expertos analizan estándar para la leña en el país

F21 de Septiembre de 2016

Un distinguido grupo de académicos aceptó el llamado del Ministerio de Energía para conformar el primer Comité de Expertos para el establecimiento de un estándar de leña y su implementación y dar la relevancia a este proceso.

El trabajo del Comité Académico será el puntapié inicial para la elaboración del estándar de una forma participativa y ciudadana, trabajo que será analizado por los ministerios de Energía, Medio Ambiente y Agricultura, para luego pasar a una etapa de análisis y discusión con la ciudadanía y los actores sociales involucrados en la implementación y adhesión del estándar.

“Quiero agradecer a cada uno de los académicos que compone este Comité de Expertos”, declaró el Ministro de Energía, Máximo Pacheco. “Son representantes de importantes universidades de la zona sur del país, que han trabajado por años en la materia. Hoy, nos están apoyando de forma totalmente generosa, con el convencimiento de que llegar a un estándar de calidad de leña es algo primordial para nuestro país”.

Desde 2014 el Gobierno trabaja de manera coordinada para generar una regulación en torno a la leña y sus derivados para calefacción, esfuerzo que se plasmó en la primera Política Nacional de Leña que se presentó al país a inicios de este año.

Comité de Expertos

Sergio Donoso Calderón, Universidad de Chile

Doctor en Ciencias Forestales, Ingeniero Forestal. Actualmente es académico del Departamento de Silvicultura y Conservación de la Naturaleza, Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile. 

“Respecto a la formación del Comité, primero es un reconocimiento a la importancia de este combustible en gran parte de Chile, además es  una iniciativa que permitirá dar un marco normativo apropiado a la leña, estableciendo un estándar de calidad acorde a nuestra realidad y seguramente, será una herramienta importante en el proceso de formalización de los productores, comercializadores y compradores de leña”.

Darío Aedo Ortiz, Universidad de Talca

Ph.D. en Recursos Naturales, Master of Sciences in Logging Engineering, Ingeniero Forestal. Actualmente es Director de Escuela de Ingeniería Forestal y Director de Departamento de Producción Forestal, ambos de la Facultad de Ciencias Forestales, de la Universidad de Talca, y miembro del Directorio de FSC-Chile.

"El producto a obtener por este Comité debe ser un instrumento que permita mejorar la calidad de la leña comercializada. A corto plazo es deseable contar con un mercado saludable: productores generando y consumidores demandando leña de calidad. De esta forma, naturalmente se transitaría en el mediano a largo plazo a una demanda social sentida por eficiencia energética en los hogares, mejorándose los equipos y formatos de disponibilidad dendro-energética y la eficiencia energética misma de las viviendas”. 

Jorge Jiménez del Río, Universidad de Concepción

 Ph.D. en Ingeniería Civil, Master of Sciences en Ciencias Ambientales, Ingeniero Civil Industrial. Actualmente es académico del Departamento de Ingeniería Industrial y Director del Doctorado en Energías de la Universidad de Concepción. 

"Esta es una iniciativa importante para el país, debido a que formalmente se está reconociendo a la leña como un combustible, a pesar de estar por años presente en los hogares del sur del país. La leña es un recurso energético renovable y de disponibilidad local, pero dada la intensidad y precarias condiciones en la que se utiliza en los hogares, genera graves problemas de calidad del aire en las zonas urbanas. Por ello, la importancia de establecer un estándar de calidad para la leña".

 Nicolás Schiappacasse Poyanco, Universidad Católica de Temuco

Doctor en Ciencias con mención en Química, Licenciado en Química. Actualmente es Vicerrector de la Vicerrectoría de Investigación y Posgrado de la Universidad Católica de Temuco.

“Que se constituya este Comité implica que como país estamos reconociendo y valorando un recurso energético noble, propio, renovable y con un efecto neutro sobre el cambio climático. La leña, como todo combustible, debe ser regulada y para esto es fundamental establecer estándares de calidad. El trabajo de este Comité contribuirá, por una parte, a que la ciudadanía use de mejor manera este recurso, con más eficiencia y menos contaminación, y por otra, al desarrollo de mejores tecnologías para la combustión residencial de leña”.

 Celso Navarro Cárcamo, Universidad Católica de Temuco

Doctor en Recursos Naturales y Sostenibilidad, Magíster en Ciencias mención Manejo Sustentable de Recursos Forestales, Ingeniero Forestal. Actualmente es Decano de la Facultad de Recursos Naturales de la Universidad Católica de Temuco.

“Como Comité, nuestra tarea es contribuir hacia una normativa de uso de leña, de manera de fomentar y desarrollar la biomasa como fuente de energía, particularmente en el sur de Chile; todo ello en el marco de la política de uso de la leña y sus derivados para calefacción.  Nuestra primera sesión ha sido  bastante productiva, compartiendo el estado de avance que existe en Chile respecto al uso de la leña,  las tareas  y  plazos para cumplir con el encargo.  Si bien, el Comité se refiere a la estandarización de la leña, la discusión y nuestros aportes apuntan a  un análisis estratégico del uso de la biomasa como combustible, donde los bosques como proveedores de bienes y servicios deben ocupar un lugar más protagónico para el desarrollo de los territorios de montaña”.

Andrés Iroumé Arráu, Universidad Austral de Chile

Doctor en Ciencias Forestales. Magister en Ciencias mención Manejo de Recursos. Ingeniero Civil. Actualmente es Decano de la facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile.  

“Es muy probable que una parte relevante de los problemas asociados el uso de la leña se relacionan con el hecho que en el país producimos, transportamos y consumimos la leña como se ha hecho desde hace, no sé, en los últimos 100 años. La realidad es ahora diferente, tanto en términos de las necesidades de conservar los bosques, de los usuarios, los equipos de combustión y las demandas de mejorar la calidad del aire, especialmente en los centros urbanos. Por lo tanto, es necesario cambiar e innovar a lo largo de toda la cadena productiva de la leña, de modo de asegurar que un recurso renovable y disponible en el país, pueda seguir aprovechándose, pero ajustándose a los nuevos requerimientos. Estoy muy entusiasmado con los desafíos al que se nos ha invitado abordar”.