-A +A

Destacan a estudiantes con gratuidad en el sector energía de Coquimbo

F22 de Marzo de 2017

En la Región de Coquimbo un total de 3.842 estudiantes accedieron al beneficio de la gratuidad de educación superior, de los cuales un 62 por ciento corresponde a cobertura en centros de formación técnica e institutos profesionales, en el marco de la Reforma Educacional del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Un grupo de ellos, de la carrera de electricidad y electrónica industrial del CEDUC- UCN fueron los protagonistas de un diálogo con los SEREMIS de Energía y Educación, con el objetivo de estimularlos en este nueva etapa, teniendo en cuenta el futuro campo laboral en el sector Energía.

 Carolay Rojas, egresada del liceo municipal de Salamanca, reconoció que su padre no hubiera podido pagar la carrera. “Elegí la carrera porque me gusta desde chica, por experiencia de mi papá y me gustaría profesionalizarme. Soy de escasos recursos y este era uno de los pocos lugares donde había gratuidad”.

Humberto Alfaro, egresado del liceo industrial de Coquimbo, también reveló que su familia tenía escasas posibilidades de financiar la carrera. “Elegí la carrera porque había estudiado electrónica en educación media. Con dos años de estudio ya podría trabajar. Además de la gratuidad tuve la oportunidad de ingresar por el sistema PACE a la universidad,  pero elegí el CEDUC”.

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, destacó la oportunidad para compartir con los jóvenes y futuros profesionales del sector energía, “para guiarlos a que cumplan con el objetivo de titularse. Pero también es una oportunidad para difundir las políticas de Gobierno de la Reforma Educacional, un cambio histórico y profundo que claramente va a permitir una sociedad mejor, más justa y equitativa para los próximos 50 años”.

El Seremi de Educación, Pedro Esparza, reconoció lo grato y reconfortante del encuentro, “porque los jóvenes indicaron que sin gratuidad no hubiese sido posible ingresar a la educación superior. Se inclinaron por la electricidad, por la experiencia de sus padres, y ahí uno observa que hay movilidad social, en cómo permitimos que los jóvenes accedan a la educación superior y tengan una mirada distinta. Eso inevitablemente irá cambiando nuestro país, en que todos tenemos derechos a las oportunidades, porque la educación es un derecho social y no un bien de consumo”.