-A +A

El sentido de aplicar EAE a la Política Energética para Aysén a 2050

F22 de Agosto de 2017

Un proceso pionero se está desarrollando al aplicar Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) a la Política Energética para Aysén a 2050 (EAysén2050), que se encuentra en elaboración. El proceso se encuentra ya con más de 75% de avance.

Esta es la primera política sectorial de aplicación regional que involucra formalmente EAE, decisión que se tomó en forma voluntaria.

El propósito es garantizar que EAysén2050 tenga debidamente integradas consideraciones de sustentabilidad. La EAE es un instrumento de gestión ambiental útil para eso, dado que está destinado a acompañar y apoyar, de manera temprana, la formulación o diseño de políticas y planes del Estado, con el objetivo de asegurar la incorporación de la variable ambiental para propiciar la toma de decisiones sustentables.

Para comprender el valor puede ser ilustrativo hacer un paralelo entre los procesos de EAE y los de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).

En lugar de un sí o un no, un apoyo estratégico

Los procesos de EIA se aplican a proyectos de empresas una vez formulados; básicamente velan por el cumplimiento de la normativa ambiental y por la adopción de adecuadas medidas de mitigación y compensación de impactos; y concluyen con la aprobación, la aprobación bajo condiciones o el rechazo del proyecto por parte de las autoridades ambientales.

Los procesos de Evaluación Ambiental Estratégica, en cambio, se desarrollan junto y en interacción con el diseño de las políticas y planes por parte del propio Estado, y buscan apoyar estratégicamente su elaboración para que el instrumento resultante sea apropiado en varios sentidos: que sea concordante con otras políticas, planes y programas públicos que constituyen su marco estratégico; que se desarrolle con amplias instancias de participación y consulta pública, y con aporte también de diversos órganos de administración del Estado relacionados con las materias que son objeto de la política; y principalmente que cumpla con los objetivos que persigue, de una manera que maximice las oportunidades y minimice los riesgos para la sustentabilidad y el medio ambiente.

Esto último implica analizar distintas rutas estratégicas alternativas para alcanzar objetivos en materias importantes ante las cuales se detectan disensos, y efectuar ese análisis bajo el prisma de factores críticos de decisión que el propio proceso ayuda a definir, a su vez teniendo en perspectiva objetivos ambientales y criterios de desarrollo sustentable.

Por lo mismo, el proceso de EAE no concluye con una aprobación o rechazo por parte de la autoridad ambiental, sino con un instrumento -en este caso una política- con apropiadas consideraciones de sustentabilidad incorporadas.

Amplia participación

La Política Energética para Aysén a 2050 se ha desarrollado en forma colaborativa. Por parte del Ministerio de Energía (MEN), además de la Seremía de Energía de Aysén, han tenido roles relevantes la División de Política y Prospectiva, la División de Participación y Diálogo, y la División de Desarrollo Sustentable. La DDS inició el proceso impulsando primero un diagnóstico energético como insumo para EAysén2050, y en fases siguientes ha tenido principalmente a su cargo la aplicación de la EAE. Profesionales de otras divisiones fueron también activos aportando insumos técnicos al proceso.

Actores locales, multisectoriales, entre los que se destacan los integrantes de la Comisión Regional de Desarrollo Energético (CRDE) y de cuatro Grupos Técnicos de trabajo (GTT), han desempeñado asimismo un rol fundamental, primero mediante el desarrollo participativo de una Hoja de Ruta hacia la política, y luego en instancias de participación ciudadana contempladas en el proceso de EAE.

Mayor información al respecto se puede encontrar en http://www.energia2050.cl/es/politicas-regionales/aysen/ y en http://www.energia.gob.cl/sobre-el-ministerio/expediente-administrativo