-A +A

Importante proyecto solar se emplazará en la región de Tarapacá.

F06 de Marzo de 2017

La Comisión de Evaluación Ambiental aprobó en forma unánime el proyecto de concentración solar “Tamarugal Solar” que generará energía sin intermitencias las 24 horas del día.

“Tamarugal Solar”, de la empresa SolarReserve, es uno de los proyectos más grandes que recibirá Tarapacá y que permitirá desarrollar una industria energética para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

El proyecto que fue aprobado en forma unánime por la Comisión de Evaluación Ambiental, utiliza tecnología solar térmica con almacenamiento de energía y está compuesto de 3 torres solares de 150 MW, cada una con almacenamiento de energía de 13 horas a plena carga.

La planta proveerá 450 MW de producción, lo que resultará en más de 2.600 megavatios-hora generados anualmente, operando a un factor de capacidad y porcentaje de disponibilidad igual al de una central eléctrica operada a carbón, pero con cero emisiones.

Además, Tamarugal Solar estará en condiciones de ofrecer un precio altamente competitivo en la próxima licitación pública internacional para la provisión de energía, que convocan anualmente las compañías distribuidoras de energía de Chile, probando que la energía solar puede competir con la convencional.

El seremi de Energía de la región, Héctor Derpich Castillo, explicó que “la aprobación de este proyecto es un paso muy importante para posicionar a Tarapacá como una región líder en el uso eficiente sus recursos energéticos renovables, siendo la energía solar su principal fuente, lo que permitirá desarrollar una industria solar competitiva, con capacidades tecnológicas y vocación exportadora, y diversificar las capacidades productivas de la región”.

“Podremos entregar energía limpia que no presente intermitencias y permita competir en el mercado con mejores valores en beneficio de los ciudadanos”, agregó el seremi Derpich.

Respecto al impacto del medioambiente, estos son menores al poner especial cuidado en los procesos de la planta, como  los sistemas de bajo consumo de agua y estudios medioambientales realizados antes del inicio de la construcción.

El proyecto pasó por una evaluación ambiental integral bajo el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, SEIA, y como resultado de esto, recibió la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), que es el permiso medioambiental que establece la normativa chilena.