-A +A

La Serena se suma a la Generación Distribuida

F03 de Abril de 2017

Un académico de la Universidad de La Serena, del sector de la caleta San Pedro, se convirtió en el primer cliente residencial de la Región de Coquimbo que está aprovechando los beneficios de la Ley de Generación Distribuida (Ley 20.571), la cual permite producir electricidad limpia para autoconsumirla, y entregar excedentes a la red de Conafe, a cambio de un pago o descuento en la cuenta por ello.

Francisco Squeo cuenta que como en su propiedad se registra un alto consumo eléctrico, optó por un sistema fotovoltaico con el que ahorra hasta un 20% en la cuenta de luz. “Tiene que ver también con un compromiso de disminuir la tala de árboles, de producir menos CO2 y de entregar energía cuando no se esté ocupando. Incluso genera en con días nublados”.

“Después de realizar los trámites estamos conectados en forma oficial y lo que produzco en exceso me lo descuentan en un 50%. Este proyecto se recupera en 10 años, pero tendrá una vida útil de 20. Lo importante es que estamos contribuyendo con el medio ambiente”, agregó.

Carlos Maldonado, de la empresa Eurosolar, indicó que esta primera instalación domiciliaria conectada a la red consiste en un sistema con 6 paneles de 280 watts y un inversor que cumple con la normativa y que asegura los resguardos frente a una sobretensión, descartando la ocurrencia de incendios. “Además, requiere de la compra de un medidor bidireccional, que mide la energía que la empresa eléctrica ingresa a la vivienda. Los excedentes, la energía que no se ocupa en la casa y que es inyectada a la red, es contabilizada y se le paga al cliente con un valor menor al que se cancela por el consumo”. Esto porque la tarifa no considera el costo de la transmisión de la energía.

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, subrayó que este caso demuestra el beneficio de la Ley de Generación Distribuida “que incentiva el uso de las energías renovables para que cada familia autoconsuma la energía para disminuir el gasto eléctrico. Para una familia promedio, con un consumo de entre 5 a 6 kW/h, un sistema solar fotovoltaico puede lograr ahorros de hasta un 50%”.