-A +A

Parque Nacional de Atacama cuenta con agua y luz gracias a la energía del sol

F01 de Septiembre de 2017

 

  • Emplazado en pleno Desierto Florido, Llanos de Challe es la segunda zona perteneciente al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, en la región, tras el Pan de Azúcar, en implementar soluciones solares.

En el Parque Nacional Llanos de Challe ubicado en la comuna de Huasco, región de Atacama, fueron inauguradas instalaciones solares, fotovoltaicas y térmicas, que permiten a los guarda parques y turistas contar con electricidad y agua potable sanitaria, mejorando las condiciones de habitabilidad de este escenario único en el mundo, que resplandece aún más por estos días con el Desierto Florido, el más grande en 20 años.

El proyecto, que funciona de manera autónoma, tuvo un valor de $20 millones, se concretó a través de un Convenio de Transferencia entre la Subsecretaría de Energía y el Gobierno Regional de Atacama, y consiste en una solución fotovoltaica para la energización eléctrica de 4,5 kW y 5 m2 de colectores solares para agua caliente, que cubre las salas administrativas, el camping  y la vivienda del guarda parque, explotando el potencial solar de la zona y satisfaciendo las necesidades eléctricas mediante energía limpia. 

“Hoy estamos dando cumplimiento a uno de los compromisos más importantes adquiridos por la Presidenta Bachelet en el año 2014, que es dotar de energía renovables a distintos parques nacionales y también a la ciudadanía. La inauguración de hoy, en el Parque Nacional Llanos de Challe, es fruto de un convenio entre la Subsecretaría y el Gobierno Regional de Atacama para proveer a sitios tan importantes como éste, de paneles solares fotovoltaicos y de agua caliente sanitaria”, sostuvo en la ocasión, la Subsecretaria de Energía, Jimena Jara Quilodrán.

Asimismo, la autoridad aseguró que es “importante la señal que estamos dando, entregando a un parque nacional energía limpia, eliminando todos los otros combustibles fósiles porque, un parque nacional puede conectarse con energías limpias. La región de Atacama se ha visto beneficiada con las energías renovables y cómo no, si tenemos una de las mejores radiaciones del mundo”.

Al respecto, la intendenta de Atacama, Alexandra Núñez Sörich destacó “lo trascendental de la diversificación de la base productiva - al ser una región esencialmente minera - en relación con el desarrollo de las energías renovables no convencionales, que nos ha transformado en un puntal importante de desarrollo energético en el mundo”.

De igual modo, la autoridad regional valoró que, este proyecto, se suma al instalado en el Parque Nacional Pan de Azúcar - que fue inaugurado en enero de este año, permitiendo proveer de energía eléctrica continua a 22 casas de pescadores de la Caleta, a los baños públicos del sector y a  las instalaciones de CONAF, ubicadas en dependencias de esa reserva – transformando, de manera significativa, la vida cotidiana de las personas que habitan de manera permanente estas zonas apartadas de los centros urbanos, guarda parques y también turistas, a través de la implementación de este tipo de soluciones que funcionan a partir de energías renovables no convencionales.

También, el seremi de Energía, Rodolfo Güenchor García, puso énfasis en “la preocupación y los aportes concretos que nuestro Gobierno ha realizado en materia de reducción de la huella hídrica y de carbono, en el marco de la lucha mundial contra el cambio climático. En esa línea, la Subsecretaría de Energía ha transferido más de $356 millones de pesos al Gobierno Regional de Atacama, para la implementación de diversos proyectos del sector, posibilitando el acceso equitativo a fuentes renovables para la generación de energía”.

Área Silvestre Protegida

Desde CONAF, su director regional, Ricardo Santana Stange, aseguró que “estamos muy agradecidos del trabajo conjunto realizado con el Ministerio de Energía porque, invertimos en energías limpias renovables, que son más amistosas con el medio ambiente, y en eso, damos el ejemplo en nuestro Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, al propiciar estas energías y aportar en que vayamos avanzando como país en esta materia”.

Por su parte, el alcalde de Huasco, Rodrigo Loyola Morenilla, demostró su alegría con la implementación del proyecto, afirmando que va de la mano con el lineamiento municipal sobre el cuidado y la protección del medioambiente y especialmente de las zonas protegidas. “Agradecer al Gobierno de la Presidenta Bachelet, que ha tenido por principio y línea de acción ir aumentando todo lo que son la energías renovables, y eso queda de manifiesto cuando vemos las cifras de todo lo que se ha invertido en estos últimos 4 años. Así que, nosotros muy contentos, somos un municipio que es pro medio ambiente, protección y cuidado de la flora y la fauna y qué mejor escenario que un parque nacional, que es propio nuestra comuna, que se estén instalando estas energías que son muy limpias y que permiten mejorar la calidad de vida nuestros vecinos y de nuestras vecinas”.

Parque Nacional y Desierto Florido

El Parque Nacional Llanos de Challe abarca una superficie de 45.708 hectáreas, se emplaza en medio del Desierto Florido, justamente, en esa zona se concentra la mayor floración, la cual se encuentra en pleno apogeo y, que ya hacia fines de septiembre irá decayendo en intensidad y densidad.

El parque presenta una flora constituida por más de 220 especies distintas, 206 son nativas de Chile, de las cuales 14 son endémicas. Así también, es refugio de múltiples especies con problemas de conservación y, actualmente, alberga a 2 en peligro de extinción: garra de león y napina, y otras 14 especies en categoría de vulnerables. Por otra parte, uno de los principales objetos de conservación de este parque es el guanaco, el mamífero silvestre más grande de Chile.