-A +A

Seremi de Energía certifica competencias laborales de nuevos instaladores de sistema solar fotovoltaico

F29 de Abril de 2019

El último estudio Climastocope dado a conocer hace unas semanas indica que Chile es el lugar más atractivo para desarrollar proyectos de energías renovables no convencionales (ERNC), por sobre otros 103 países. A esto se suma la reciente aprobación de tres grandes proyectos de generación eléctrica en el ámbito solar, en la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Antofagasta.

Dentro del lugar privilegiado que ocupa Chile en materia de generación de energías renovables, Antofagasta cobra protagonismo, pues junto a la Región de Atacama, es la que concentra mayor cantidad de radiación solar a nivel mundial; un 65% más que cualquier país europeo. Ambas zonas son además las que más potencia instalada de ERNC tienen, con 1.207 Mw y 1210 MW, respectivamente.

Ante estos datos, surge la pregunta sobre la posibilidad de extender ese uso al residencial y la respuesta es positiva. El Ministerio de Energía, en alianza con la Universidad de Santiago de Chile y ChileValora evaluaron y certificaron las competencias laborales de 26 Asistentes Técnicos en Instalaciones de Sistemas Solares Fotovoltaicos, quienes contarán con el reconocimiento oficial por parte del Estado de Chile de sus conocimientos y experiencia.

Se trata de un proceso que se llevó a cabo entre octubre y noviembre del 2018, cuya convocatoria estuvo a cargo de la Seremi Energía de la Región de Antofagasta y dirigido a trabajadores independientes que hayan realizado cursos en Sence y Corfo, con el objetivo de formalizar el oficio, sobre todo en una región donde la energía solar tiene un uso cada vez más masivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para Francisco Silva, secretario ejecutivo de ChileValora, el organismo a cargo de entregar la certificación, “cuando hay un esfuerzo importante y sostenido por cambiar la matriz energética de nuestro país y además, las condiciones de nuestro norte son óptimas para el desarrollo de la energía solar, creemos fundamental garantizar conocimiento y experiencia en la instalación y manejo de estos sistemas; y para eso, debemos contar con una fuerza laboral capaz de certificar esos requerimientos”.

 

Al respecto, el Seremi de Energía de la Región de Antofagasta, Aldo Erazo señaló “Hoy estamos felices y muy orgullosos pues 26 técnicos y profesionales tomaron la decisión de certificar sus competencias y aprobaron las pruebas realizadas por la USACH, las cuales midieron sus conocimientos, habilidades y destrezas, directamente en su puesto de trabajo. Para nosotros, como Seremia de Energía y Gobierno Regional es un gran paso el que damos con el logro que han conseguido los trabajadores, ya que uno de los Megacompromisos más importante de nuestra Ruta Energética, es capacitar a 6.000 técnicos y profesionales y de ellos certificar a 3.000, con este logro que han conseguido estamos cumpliendo con el mandato de nuestro Presidente Sebastián Piñera y del  Intendente Marco Antonio Díaz de entregar mayor competencia a los trabajadores y nos permite decir con propiedad que la región de Antofagasta, Capital de la Energía del país  es pionera en certificar a los técnicos y profesionales de la industria energética del futuro”.

Ximena Alvarado es una de las tres mujeres que recibió su certificado y afirma que para ella “el diploma es una necesidad porque todo lo que sé hacer estaba en el aire, no tenía un certificado que dijera que yo sabía instalar el sistema de energía solar. A mis 52 años me abre nuevas puertas porque desde mañana, podré desempeñarme en cualquier lugar de Chile”.

Señala también que parte de sus motivaciones tienen que ver con el cuidado del medio ambiente “y el granito de arena con que quiero contribuir en mi país y en el mundo. La energía solar es más limpia y vivimos en una zona privilegiada, donde cada vez más familias pueden acceder a su instalación y esto debe desarrollarse de manera segura y garantizada. Con el certificado me respaldo en mi trabajo y le doy seguridad a mis clientes”.

Ximena actualmente se encuentra trabajando en su emprendimiento, una pyme de instalaciones de sistema solar fotovoltaico y afirma que otra de las razones por las que decidió certificarse es por “la dificultad sobre todo para las mujeres en un trabajo como este. Quiero que quienes vengan después no tengan los mismos problemas que yo tuve, quiero demostrar que las mujeres podemos desempeñarnos en cualquier lugar y qué mejor que en un oficio que colabora con el cuidado de nuestro planeta y en donde Antofagasta lleva la delantera”.