-A +A

Servicios Públicos de la Región de Coquimbo participan de Seminario sobre Eficiencia Energética

F11 de Octubre de 2016

Gestores energéticos, reportes de consumo, incorporación de medición inteligente, así como conducción, compras y edificaciones eficientes, son parte de las medidas que desde 2017 deberán implementar los servicios públicos para comprometer una disminución del gasto de energía de entre 5 y 15 por ciento.

Así se desprende del Seminario sobre Eficiencia Energética para el sector público, que reunió a representantes de más de 40 servicios del Estado, además de las municipalidades de la Región en La Serena, con el objetivo de sensibilizar la importancia  de este tema en el contexto de la probidad y  austeridad en el uso de los recursos, según el instructivo de la Presidenta Michelle Bachelet enviado en septiembre a todas las reparticiones.

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, subrayó que a contar de 2017 los diferentes servicios deberán identificar cuál es el consumo energético para gestionar de mejor forma sus consumos y contribuir a una política de Estado de largo plazo, que se incorpora a la Agenda de Energía y a la Política 2050.

“El interés por la eficiencia energética es real, y como Ministerio, debemos ser consecuentes, consistentes y coherentes con lo que pregonamos, es decir, nuestras políticas públicas asociadas a mejorar el uso de la energía y a gestionarla de mejor forma, deben comenzar por la misma administración del Estado. Entendemos que el sector público está ávido por mejorar su gestión en la energía, lo que se traduce en ahorro y un mejor uso de los recursos de todos los chilenos”, indicó.

Por su parte, Alexandra Muñoz, de la División de Eficiencia Energética del Ministerio de Energía, dijo que el objetivo del seminario fue acercar la eficiencia energética y comprometer a los servicios en esta materia. De hecho, acotó que según el Balance de Energía 2014, el gasto de energía del sector público  fue de 200 mil millones de pesos. “Se busca que cada edificación pública promueva la eficiencia energética en su instalación, para liberar presupuesto público que se destine a otros fines sociales”, dijo.

En la ocasión, se expuso el denominado modelo Esco, por parte de Günter Klemmer, socio de la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (ANESCO) quien explicó que dicha modalidad consiste en un contrato por desempeño, en que una empresa invierte en sistemas de eficiencia energética “y a través de los resultados económicos de ese proyecto se va pagando la cuota capital de la inversión. Es decir, si no se logran los ahorros esperados no hay pago”. De esta manera, una vez que se logra el objetivo esperado, la empresa que intervino con el proyecto se retira y deja al beneficiario percibiendo los beneficios del menor consumo de energía.

Finalmente, Clemont Demons, profesional de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), dio a conocer el Programa de Eficiencia Energética para 10 hospitales del país, incluido el centro asistencial de La Serena, donde se invertirán 300 millones de pesos en calderas de condensación, bombas de calor, termorregulación climática, y recambio de luminarias por sistemas LED, entre otras medidas, para generar un ahorro en consumo de 1.555 MWh y de $340 millones en dos años.