Oportunidad

Oportunidad

Las proyecciones indican que el hidrógeno verde es un energético esencial para la descarbonización de la matriz energética global, siendo un 18% de la demanda final de energía y mitigando un 45% de las emisiones de CO2.

Nos encontramos en un momento global sin precedentes para desarrollar el hidrógeno verde. La descarbonización y reducción de costos, tanto de electrolizadores como de la energía eléctrica, han generado un contexto propicio para impulsar esta industria. La descarbonización tiene el desafío de reducir y limitar las emisiones de carbono, pues es necesario tener 0 emisiones netas al 2050 para limitar el calentamiento global a 1.5°C. En un mundo descarbonizado, la demanda de hidrógeno podría crecer hasta 10 veces.

 

Estos antecedentes han permitido que diferentes gobiernos realicen estrategias y hojas de ruta para incentivar este energético. Países equivalentes al 80% del PIB global tienen iniciativas de H2:

Chile tiene una gran oportunidad

Chile tiene un gran potencial de energías renovables – solar, eólica e hidráulica – pudiendo alcanzar más de 1.800 GW de capacidad instalada si éste se aprovechara. Esta capacidad equivale a 70 veces la demanda de Chile.

 

Las bajas en los costos de la generación renovable y los electrolizadores, habilitarán un hidrógeno verde competitivo, el más competitivo del planeta, como indica el siguiente gráfico.